Es probable que hayas oído hablar del término “on demand” pero es difícil tener claro de que se trata al ser un término tan novedoso, para arrojar un poco de luz sobre este término nuestro CMO & Co-Founder, Ignacio Espada, nos explica qué significa.



“Nos referimos a que un servicio es “On demand” cuando se trata de un servicio que se ofrece bajo demanda de los usuarios, es decir, no hay excedentes de producto, sino que este se ofrece según la necesidad de nuestro mercado”  Se trata de una modalidad de negocio que ayuda captar y mantener clientes sin correr demasiados riesgos.



Son muchas las empresas que deciden implantar este sistema por sus múltiples beneficios. “Los servicios “On demand” son muy flexibles, permiten adaptarse fácilmente a los usuarios. No es necesario hacer una gran inversión en stock, sino que este crece en función de las necesidades. Por ejemplo, no es necesario tener que invertir en toda una infraestructura si no que se pueden subcontratar servicios y ampliar estos acuerdos según sea necesario”.



De este modo la empresa crea un valor estratégico que le permite ser más eficiente y reducir riesgos, Ignacio tiene muy claro hay que ser flexible y dejarse llevar por las necesidades del mercado: “Es importante saber lo que los usuarios demandan en cada momento y tener capacidad para ofrecerlo de manera eficaz” Por eso es importante saber pivotar y tener capacidad de adaptación.

Podemos decir que WASHROCKS es un “On demand service” ya que basa su estrategia en todas estas características: “Los usuarios piden en cada momento el servicio que necesitan y nosotros nos adaptamos a ellos, tanto en el servicio como en la manera de ofrecerlo” Esto ocurre porque con WASHROCKS tu escoges qué, cuándo y dónde lo quieres, escogiendo tu tipo de colada, la hora y el lugar de la recogida y entrega.