4 consejos útiles para escoger detergentes 🔝👏

📝 ➡️ La mejor manera de cuidar nuestra ropa es usando buenos detergentes. En Washrocks somos especialistas en el cuidado de tus prendas. Si estas interesado en utilizar los productos óptimos para hacer la colada te enseñamos los detergentes que debes usar para lavar tu ropa.

🔍🤓 Ahí van algunos consejos útiles para proteger tus prendas:

1. Escoger buenos detergentes 🤔🔝

Es importante saber que no todos los detergentes del mercado son buenos para lavar. La manera idónea de conservar como nuevas nuestras prendas es usando tres detergentes distintos:

  • Jabón de gran potencia en polvo para la ropa blanca

  • Jabón de color para las prendas de color

  • Jabón suave para lana y prendas delicadas

Los jabones de gran potencia en polvo contienen blanqueadores para obtener un resultado más claro. Sin embargo, el jabón para las prendas de color no contiene ninguno de estos dos agentes. De esta manera mantiene su luminosidad original. Además están enriquecidos con una pequeña cantidad de inhibidores de transferencia, así se evita que las prendas se contagien de otro color.

Por su parte, los jabones para lana y ropa delicada contienen tensioactivos suaves. Además se caracterizan por tener un Ph que evita que la lana se apelmace, mientras que los demás detergentes poseen un pH más alto y alcalino.

En el mercado existen también jabones universales. Por lo general son jabones líquidos que no contienen lejía, sino blanqueadores ópticos. Están creados para la ropa blanca y resultan más cómodos de utilizar.

 

2. Separar la ropa 👚😎

Muchas veces nos debatimos entre separar o no separar nuestra ropa. Organizar nuestras prendas por colores aislando estas de las blancas es importante para obtener buenos resultados.

De esta manera protegemos mucho más los colores. También podemos clasificar la tonalidad de estas distinguiendo entre colores más oscuros y más claros.

La separación nos garantiza mantener los colores tal y como son sin ninguna alteración en el lavado.

 

 

3. Dosificar correctamente la cantidad de detergente 🚱👏

De la misma manera que el detergente que usamos la dosificación de sus productos también lo es. Las indicaciones de dosificación que se incluyen en los envases son valores medios y por lo tanto son una estimación.

En los detergentes de gran potencia y de ropa de color suponen una carga de 4,5kg, mientras que en
los detergentes para ropa delicada se refieren a una carga de 2,5kg.

Para saber la cantidad que debemos usar de detergente hay que tener en cuenta el grado de suciedad de las prendas y la dureza media del agua de nuestra lavadora.

La mejor manera de conocer la dureza del agua es contactando con nuestra compañía ya que ellos nos podrán suministrar el dato. También debes tener en cuenta el grado de suciedad de la ropa que vayamos a lavar. Por su parte, la capacidad de carga de las lavadoras varía mucho de un modelo a otro así que deberemos consultar nuestra guía de instrucciones.

Debemos tener muy en cuenta estas indicaciones ya que el exceso de detergente nos hace gastar un dinero innecesario y hace que el resultado de nuestro lavado empeore ya que los restos de este pueden depositarse en la ropa. Sin embargo, el uso de una cantidad demasiado pequeña nos deja la ropa sucia y las partículas oscurecen el color adoptando este un tono mucho más neutro.

 

4. Ahorrar energía lavando 🔋♻️

A día de hoy los jabones y las lavadoras son tan potentes que las prendas quedan limpias incluso a bajas temperaturas. La suciedad y las manchas resistentes también se quitan si se someten al pretratamiento adecuado.

El que lava su ropa con frecuencia a 30°C o 40°C no solo ahorra energía sino que también contribuye a mantener el equilibrio ecológico.

Además, los programas rápidos y cortos consumen una gran cantidad de agua y de energía ya que la lavadora se calienta mucho más rápido. Además son menos eficaces ya que el efecto del detergente no se desarrolla de la manera adecuada.

Así que ya sabes, para un buen lavado debes tener en cuenta estas cuatro claves. Analiza bien tu compra, dosifica bien la cantidad de producto, separa la ropa y usa programas rápidos y de temperaturas bajas para ahorrar energía.