Cómo lavar ropa blanca
3.8 (75%) 8 votos

Solemos pensar que lavar ropa es tan fácil como separarla, agregar el detergente y listo, ya estará para tender y volver a usar. Sin embargo, hay prendas especiales que requieren una atención y método más elaborado al momento de lavar, como las de color blanco. Si te has preguntado cómo lavar ropa blanca o cómo desmancharla sigue leyendo, porque te damos todos los consejos para que estas piezas se vean siempre como el primer día.

Cómo limpiar ropa blanca muy sucia

Es importante que antes de lavar ropa blanca la separes de la de color, y a su vez separes las prendas blancas que tienen detalles (líneas, bordados, estampados, etc.) de la que es totalmente blanca. Esto evitará que cualquier color que se escape pueda manchar una de las piezas.

Otro filtro que debes aplicar es el de tipo de prenda. ¿Es delicada? ¿Es de algodón? ¿Es nueva? ¿Ya tiene manchas? Si es necesario, revisa las etiquetas para poder separarlas y hacer un lavado delicado o normal. También toma en cuenta la actividad que realizas con esa ropa, no es lo mismo lavar una camiseta blanca que usas para hacer ejercicios que un vestido, camisa de fiesta o para trabajar.

Trata, en la medida de lo posible, de lavar este tipo de ropa con agua tibia, ya que ayuda a la eliminación de gérmenes y bacterias, pero no olvides leer bien las instrucciones de lavado en la etiqueta .Recuerda que según el tipo de tela se pueden encoger o deformar si se lavan a una temperatura que no les beneficie.

Si tu caso es que quieres eliminar una mancha, lava tu ropa blanca con agua fría para que la mancha salga más rápido. Las temperaturas altas suelen adherir las sustancias a la tela.

No es necesario añadir una gran cantidad de detergente ni lejía en todos los lavados. La cantidad la determinará el tamaño de la carga en la lavadora, y el exceso de detergente puede crear manchas y daños en las prendas.

Cómo quitar manchas amarillas en ropa blanca

Las manchas amarillas aparecen en la ropa blanca cuando la guardamos por largos períodos y por el contacto con lociones, cremas, desodorante, perfumes, el sudor, etc. Si no sabes cómo quitar manchas amarillas de la ropa blanca tienes varias opciones. Sigue los pasos de lavado mencionados anteriormente, pero agrega 100 ml de lejía o cloro; asegúrate antes de que la prenda puede estar en contacto con este producto para evitar que se rompa.

También puedes usar otras alternativas como quitamanchas de oxígeno activo, o tal vez algo más natural como poner la prenda en remojo con vinagre o bicarbonato.

Básico para blanquear ropa blanca grisácea

Seguro que te ha pasado que, con el uso, las prendas blancas se tornen un poco grises. Antes de tirar esa pieza que tanto te gusta apuesta por una última oportunidad.

Una vez más, lee las instrucciones de limpieza en la etiqueta y si te lo permite ponla en remojo con una parte de lejía y una de bicarbonato durante seis horas; luego procede a lavar respetando los pasos que te explicamos arriba. Tu ropa saldrá renovada y brillante.

Procedimiento para secar la ropa blanca 

Lo ideal para secar la ropa blanca es tenderla al sol, colgando y sin que se toque o tape con otra prenda. Cuida de usar ganchos de madera o plástico y que sus partes metálicas no toquen las piezas. Si utilizas secadora, lee las instrucciones para evitar que la ropa se encoja o dañe y de igual manera no la seques a máxima temperatura.

Ya sabes cómo lavar ropa blanca y deshacerte de las manchas más comunes. Este método también puedes aplicarlo en ropa de cama y toallas. Si tienes algún tipo de duda, o no quieres intentarlo porque es una pieza muy delicada, puedes solicitar un servicio especializado en Washrocks para que tu ropa luzca como nueva todos los días.