Más allá de tener ropa libre de manchas, con colores brillantes y que siempre luzca como nueva, es importante que todas las prendas que estén en tu armario huelan bien. Muchos se preocupan por este tema solo durante el verano, cuando –por las altas temperaturas- el sudor es más abundante, pero lo cierto es que mantener la ropa libre de malos olores es tarea de todos los días. ¡O debería!

Si has vivido esta situación y estás pensando que no tiene solución, porque tras múltiples lavados no percibes cambios, sigue leyendo porque desde Washrocks te dejamos todo lo que tienes que saber sobre cómo quitar el olor a sudor de la ropa sin lavar, para que te dure mucho tiempo.

Elimina el olor a sudor de tu ropa

Elimina el olor a sudor sin lavar tu ropa

Lo primero que debes saber es que el sudor no es el culpable de que tu ropa tenga mal olor. Las bacterias que se crean en tus axilas (más presentes en unos cuerpos que en otros), mezcladas con el desodorante y un mal proceso de lavado de la prenda, pueden crear este problema. Pero no te preocupes y elige uno de estos métodos:

  • Extiende tu prenda volteada completamente sobre una superficie plana, esparce una buena cantidad de bicarbonato de sodio en el área de las axilas y déjalo reposar toda la noche o al menos dos horas. Parte del bicarbonato se absorberá en el tejido y eliminará el olor a sudor, así como las bacterias que se han creado. Después de un rato, solo tienes que retirar el exceso, y notarás que está libre de olores. Si todavía queda algún remanente, puedes repetir el proceso.
  • Si el olor a sudor es muy leve, cuelga tu prenda en una percha y ubícala en el baño, donde no se pueda mojar. Colócale debajo un cubo con agua caliente y 100 ml de vinagre blanco. Dúchate como lo haces siempre y deja que el vapor del ambiente y el del cubo penetren en la fibra de tu ropa. Luego colócala en un lugar con buena ventilación y tendrás excelentes resultados.
  • Otra opción que va con el punto anterior, es llenar tu plancha de vapor con agua y vinagre blanco y pasarla por las áreas que huelen a sudor. Este método es ideal para prendas de tela fina o delicada.
  • Dobla muy bien tus piezas, mételas en una bolsa e introdúcelas en el congelador por una hora. Pasado este tiempo sácalas y tiéndelas en un lugar con buena ventilación lejos del sol.
  • Si no logras eliminar el olor a sudor con ninguno de estos consejos caseros, contrata el servicio de lavandería a domicilio de Washrocks. Nos encargaremos de dejar tu ropa limpia, con un olor fresco y como nueva en tiempo récord.

Cómo quitar el olor a sudor de chaquetas y abrigos

Las chaquetas y los abrigos no se escapan del olor a sudor, ya que durante las temporadas frías del año las usamos sin parar y no suelen lavarse muy seguido. Sigue estos dos métodos y te despedirás del olor a sudor en tus chaquetas y abrigos sin que toquen el agua.

  • Busca un cepillo de cerdas finas, un paño seco y preferiblemente de color blanco, un recipiente con aproximadamente un litro de agua caliente y en ella disuelve 50 ml de amoniaco. Comienza cepillando el interior de tu chaqueta en la parte de las axilas. Si el interior no está forrado con un material que se deba cepillar solo estíralo y pasa el paño húmedo con la mezcla de agua y amoniaco. Es importante que el paño solo esté húmedo, no debe cargar de agua la pieza. Pásalo cuantas veces sea necesario y cuelga tu chaqueta o abrigo en una percha en un lugar con buena ventilación.
  • Para este método necesitas una botella con atomizador, no más de un vaso de agua y dos cucharadas de aceite de té de árbol. Rocía esta mezcla en la parte interna de las axilas de tu chaqueta o abrigo tomando un poco de distancia. Sacúdela con un paño limpio y tiende en lugar lejos del sol. El olor desaparecerá muy rápido.

En este tipo de prendas también puedes aplicar la técnica del bicarbonato de sodio.

Otros consejos para eliminar malos olores de tu ropa

Si quieres que tu ropa dure mucho más tiempo en excelentes condiciones y libre de olores como el del sudor, el del armario o el tabaco, lava siempre con agua fría y tiende en sitios con buena ventilación. Cuida que el proceso de centrifugado sea el que corresponde a cada prenda, la acumulación de agua y la dificultad para que tu ropa se seque también crea bacterias. No guardes tu ropa húmeda y siempre, al cambiar de armario con las temporadas, deja todo limpio.

Ahora que sabes cómo quitar el olor a sudor de la ropa sin lavar, ¿estás listo para usar esas prendas que tenías olvidadas y que tanto te gustan? Cuéntanos sobre tu experiencia con estos métodos.