Hoy en Washrocks ponemos sobre la mesa uno de los grandes enigmas de la sociedad actual. La dualidad definitiva entre llenar o dejar espacio, entre reventar la lavadora o dejarla respirar, entre hay más edredón que agua o vaya bañito se está pegando nuestro amigo el edredón. ¿Cuántas lavadoras de edredones has hecho en tu vida? ¿Eres de llenar o dejar espacio? Hoy os daremos algunas recomendaciones de cómo hacer una lavadora de edredones para un lavado eficiente. ¡Vamos allá!

 ¿Debo usar una lavadora de 10 kilos de carga?

¿Debo usar una lavadora de 10 kilos de carga?

No, no es necesario. Te contamos el porqué.

Cuando hablamos del edredón hablamos de un elemento totalmente estacional. Este únicamente lo usamos cuando llega el frío. Contrariamente a otras prendas, esta no es necesario limpiarla habitualmente. Se recomienda realizar un lavado al año para eliminar los ácaros y la suciedad más superficial. Normalmente la gente suele lavarlos antes de guardarlos e incluso después de sacarlos del armario. Puedes realizar tantos lavados como sean necesarios según tus criterios.

Como bien sabes, al ser una prenda de limpieza esporádica su lavado debe ser exhaustivo. Además es una prenda que contiene relleno y por lo tanto el tratamiento no puede ser el mismo que el de otra ropa. Tanto si es relleno de plumas como si contiene otro tipo de material, debemos tenerlo en consideración cuando hagamos nuestro lavado. De esta manera evitaremos que se llegue a apelmazar la pluma o deshacer el relleno.

Otra de las consideraciones a tener en cuenta es el tamaño de las prendas. En este caso estamos hablando de ropa de cama y por lo tanto está estrechamente ligada a las dimensiones de esta. Podemos encontrar los edredones individuales y los edredones dobles. Esto repercute directamente sobre la carga de la lavadora. Si quiero lavar un edredón individual la carga de nuestra lavadora será suficiente con una capacidad de 6-7kg. Por el contrario si el edredón que quiero lavar es doble se recomienda usar una carga superior a los 8kg. Estos consejos te van a permitir optimizar tu lavado para conseguir los mejores resultados.

Después de todo este rollo te preguntarás ¿por qué me cuentan todo esto los de Washrocks? ¡Muy fácil!

A veces nos obsesionamos con el hecho de que todo esté limpio, pero pensamos poco en todo lo que implica a nivel de tiempo y esfuerzo. Además hay una carga medioambiental importante. Es por ello que te animamos a optimizar el máximo tus lavados, sobretodo los que impliquen prendas tan grandes como esta. Si aún así no te convence siempre puedes contar con Washrocks que lava tu ropa, te la trae a domicilio, optimiza tu tiempo libre y además trabaja con consciencia medioambiental.

¿Cómo lavar un edredón de plumas?

¿Cómo lavar un edredón de plumas?

No te vamos a contar la receta de la Coca-Cola, pero si que te vamos a contar algunos de los trucos que mejor funcionan para lavar edredones. ¡Saca la libreta y toma nota!

Lo primero que vamos a hacer y que te van a recomendar en todas y cada una de las guías para lavar ropa es la de leer las etiquetas del edredón. En ellas viene información muy importante acerca de como se debe lavar dicha prenda. Si aún no sabes que significan las etiquetas de tu ropa entra en nuestra entrada del blog dónde hablamos de todas ellas. Es importante leerse hasta la letra pequeña porque no todos los edredones se pueden poner en la lavadora. Algunos solo permiten una limpieza en seco y ponerlos en la lavadora es arriesgarse a un destrozo asegurado.

Una vez ya sabemos como debemos tratar nuestro edredón lo importante será hacer una revisión visual de su estado. Puede ser que del uso se hayan hecho varias manchas difíciles de sacar o incluso rotos del simple poner y sacar de la cama. Esto repercute directamente sobre el tipo de lavado que hacer. Si identificamos que nuestro edredón pierde plumas o relleno actuaremos de manera inmediata para cerrar dicha obertura.

Leída la etiqueta y analizado su estado llega el momento de meterlo en la lavadora. ¡STOP! Primero hay que ver si entra. Las dimensiones suelen varias mucho como hemos dicho anteriormente. Un edredón de más de 120cm suele generar dificultades en las lavadoras domésticas. Por lo tanto, analiza el tamaño de tu edredón. Si es muy grande y quieres realizar un lavado óptimo tendrás que realizar la limpieza en seco o bien contratar los servicios de profesionales del sector, e aquí un ejemplo: W A S H R O C K S.

Con el edredón metido en la lavadora toca decidir el tipo de detergente. Ya os avanzamos que para la ropa de cama no se suelen usar programas muy muy fuertes ya que suelen ser específicos para ropa de cama. El edredón no iba a ser menos. Para lavarlo deberemos usar un programa corto y para ropa delicada. Además debemos evitar los detergentes con acciones más fuertes como la lejía o los blanqueadores en general. Esto podría dañar nuestra prenda.

Otra de las recomendaciones que se suelen dar es la de diluir el detergente en agua y dentro de la lavadora para que llegue al interior del edredón. De esta manera te garantizas que esté limpio tanto por fuera como por dentro. ¡Un 2×1 en toda regla!

Por último, y con el edredón bien limpio te recomendamos dejarlo secar al aire libre. Pese a que sea un proceso largo y duradero suele ser el más rentable y el que mejor conserva la prenda.

¡Ostia pilotes!

¡Así es! ¡Como acabas de leer! ¡Pilotes es lo que necesitamos para el siguiente truco que te traemos!

Retrocedemos unos pasos, justo cuando has metido el edredón en la lavadora. A la mezcla hecha en el tambor te aconsejamos sumar un par de pelotas de tenis. El objetivo es que de la misma manera que el edredón girará y girará dentro del tambor las pelotas de tenis harán lo mismo. Al chocar con la prenda generará el movimiento de las plumas o el relleno del edredón evitando así que se apelmacen. De esta manera lo conservarás mucho mejor y tendrás edredón para rato.

Para más información puedes consultar nuestra entrada en blog dónde te damos 5 consejos para lavar tu ropa de invierno.

Ahora ya sabes como debes tratar tu edredón. Como se suele decir, cada maestrillo tiene su librillo y no por eso los demás trucos para lavar edredones son malos. Es por eso que te invitamos a compartir tu sabiduría con nosotros. Si conoces algún truco compártelo con la Washrocks Family. De esta manera, también aprenderemos de ti 😉

Entradas relacionadas de nuestro blog de tintorería